¿Estas lista o listo para comprometerte?


Compromiso es lo que requerimos de ti, es lo que requerimos de todos. Porque si eres capaz de saber que va a pasar dentro de unos minutos, meses o años tal vez tengas la opción de no hacerlo, por lo tanto, la pregunta es: ¿Puedes comprometerte con lo que hoy necesitamos de ti?


Hoy grandes empresas o grandes personajes de la vida laboral hacen sus proyecciones o sus predicciones de que, el futuro que nos espera es más negro de lo que se ve hoy. Sin embargo, yo no creo en ello. El futuro lo defino hoy desde mi compromiso conmigo misma o mismo. Pero ¿Por qué nos cuesta tanto el compromiso?

Después de todo lo que hemos vivido como sociedad o como país, seguimos creyendo que es el otro quién tiene que esforzarse para que las cosas mejoren, es el otro quien debe de comprometerse conmigo a darme lo que necesito; En realidad no es así, el compromiso es individual y se da o no se da, así de simple. El compromiso implica responsabilidad.


Si regresamos al ámbito laboral, ¿Cuantas de las organizaciones del país están comprometidas? Tal vez el "compromiso” está disfrazado porque detrás hay multas, recargos o impuestos, cuando lo importante es en realidad preservar la salud para todos, es recuperar empleos, es no desaparecer como empresa. Sin embargo, nos confundimos con los esfuerzos y su prevalencia en el tiempo. El compromiso es también hacer lo esperado de mí, es decir, hacer lo que comprometí que haría al firmar mí contrato. Comprometer mi palabra como jefe o líder de una compañía no es fácil, implica valores y visión de negocio definida. No todos los jefes nos comprometemos con nuestro equipo, no todos los jefes entendemos que el compromiso significa atención, cuidado, escucha, cercanía y motivación a cada uno de los miembros de mi equipo. Tal vez como colaborador y colaboradora, aún no me queda claro que el compromiso con mi organización deberá ser el mismo compromiso conmigo mismo y con todas aquellas cosas que son importantes para mi crecimiento profesional o personal.


Tal vez, es el cambio y la adaptación hacia lo nuevo, lo que me impide comprometerme, ya que como mencioné implica responsabilidad. Hoy ya llegaron las nuevas formas de relacionarnos, nuevas formas de transitar en las ciudades o países, llegó la nueva forma de mirarnos desde la perspectiva del otro, llegó el cambio en procesos y métodos, llegó el cambio de empleados y empleos, llegó el cambio en la forma de comportarnos y respetar a los demás, llego la nueva forma de adquirir las cosas que necesitamos, es aceptar que hoy lo normal y esperado es comprometerme con la vida y significa cambiar y adaptarte.


Por lo tanto, si el compromiso es responsabilidad, cambio y adaptación entonces como decía Charles Darwin “No es la más fuerte de las especies la que sobrevive, tampoco es la más inteligente la que sobrevive. Es aquella que se adapta mejor al cambio.” Comprométete con tú Evolución. GPDB Transformando Personas Transformando Organizaciones.

139 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo