Trauma laboral: enfrentar y seguir

Actualizado: 21 sept 2020

He estado leyendo muchos comentarios en redes sociales, sobre lo que hoy nos aqueja como colaboradores en las empresas, algunos de ellos son referentes a las malas experiencias al momento de vivir procesos de selección, despido e incluso situaciones de violencia, todo esto me lleva a pensar ¿si esto generó un trauma laboral o para ser más exacta un Acontecimiento Traumático Severo para esas personas? (en palabras de la Norma 035-STPS).

Desde mi experiencia como Psicóloga Clínica y Psicóloga laboral puedo decir que si, cuando experimentamos un trauma, nos cuesta trabajo superarlo, porque tal vez no hemos resuelto todo lo que sucedió, constantemente lo recordamos, soñamos o hablamos de ello continuamente a través del tiempo, en cualquier ámbito de la vida en donde nos encontremos


¿Sin embargo porque nos genera un trauma?

En términos psiquiátricos un trauma es definido, como exposición directa a un suceso que envuelve amenaza real o potencial de muerte, grave daño u otras amenazas a la integridad física personal, ser testigo de un suceso que envuelve muerte, daño o amenaza a la integridad física de otra persona.

Por eso cuando vivimos de manera directa una agresión, es complejo para nuestra mente entender ¿Por qué? pero sobre todo ¿Por qué a mí? y pasará tiempo para poder asimilarlo.

Cuando vivimos un acontecimiento traumático severo puede ser que experimentemos:

  1. Incapacidad de recordar un aspecto importante del suceso(s) traumático.

  2. Creencias o expectativas negativas persistentes y exageradas sobre uno mismo, los demás o el mundo.

  3. Percepción distorsionada persistente de la causa o las consecuencias del suceso(s) traumático(s) que hace que el individuo se acuse a sí mismo o a los demás.

  4. Estado emocional negativo persistente (p. ej., miedo, terror, enfado, culpa o vergüenza).

  5. Disminución importante del interés o la participación en actividades significativas.

  6. Sentimiento de desapego o extrañamiento de los demás.

  7. Incapacidad persistente de experimentar emociones positivas

¿Pero qué pasa cuando en el trabajo constantemente estamos viviendo situaciones que nos enferman, ¿Por que no podemos decir basta, no más, me voy, los dejo?

Tal vez el miedo a perder estabilidad económica o estatus social, es lo que nos ancla a ese trabajo o tal vez la situación “afuera,” es más amenazante o violenta que prefiero “aguantar”, ¿Pero vale la pena? o tendrías que preparar una estrategia para superar el trauma, pero sobre todo armarte de valor para logarlo. Mucho se dice que la llamada Norma del “Estrés” vendrá a acabar con esos factores de riesgo, sin embargo, muchos de nosotros somos los causantes del ATS en nuestros colaboradores y sin un compromiso verdadero de cambio para ellos y para mi mismo o misma, esto no será posible. Aprender del trauma es para crecer, para transformarte en una mejor persona, un mejor colega; experimentar que a pesar de ello, hay una gran enseñanza de ti mismo, es lo que valdrá la pena, es a lo que tendríamos que apostarle todos.

Les compartimos algunos tips para enfrentar un trauma:


A) Ante el suceso traumático respira de manera profunda y repite “Todo pasa, nada es para siempre o estoy bien”.

B) Identifica que es o quien lo está provocando.

C) Identifica tus emociones ante un suceso traumático.

D) Pide ayuda: comunica a compañeros o jefes confiables.

E) Busca un lugar o ambiente seguro en lo que llega la ayuda.

F) Acepta la ayuda (psicológico y/o médico).

G) Se constante en tú tratamiento, durará un tiempo.

Enfrentar los traumas da miedo, enfrentar el miedo es desafiante, pero solo atravesándolo es como encuentras la libertad que todo ser humano anhela y a eso se le llama Felicidad.


Déjanos ayudarte en tu transformación…División Talento Humano/Línea de Atención Psicológica en las empresas/informes

Para más información consulta: http://www.imss.gob.mx/sites/all/statics/guiasclinicas/515GRR.pd



72 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo